Fichas temáticas

Título

Economía circular - Diseñados para durar: productos sostenibles y conectados

Descripción

Descargar PDF

En una economía circular, los productos deben diseñarse para ciclos cerrados, pero también para ser utilizados durante más tiempo y con mayor intensidad.

Categorías

Información general

La Iniciativa de Productos Sostenibles (SPI) establecerá unos requisitos mínimos de diseño para eliminar la obsolescencia incorporada y promover la durabilidad, la posibilidad de reparación y la posibilidad de actualización. El SPI también lanzará un nuevo Pasaporte Digital Europeo de Productos (DPP), estableciendo los requisitos de datos para permitir a las partes interesadas de la cadena de valor acceder a la información esencial para gestionar y maximizar el valor de los productos en la economía circular.

En esa conferencia, tanto políticos como investigadores intervinieron para destacar los puntos más importantes del futuro de la economía circular. Entre ellos, se destacó la  propuesta de un nuevo Reglamento sobre diseño ecológico para productos sostenibles, publicada el 30 de marzo de 2022 por la Comisión, que crea un  marco para establecer requisitos de diseño ecológico para grupos específicos de productos con el fin de mejorar significativamente su circularidad, rendimiento energético y otros aspectos de sostenibilidad medioambiental. También establece el nuevo «pasaporte digital de productos» que proporciona información sobre la sostenibilidad medioambiental de los productos y ayuda consumidores y a las empresas a elegir con conocimiento de causa a la hora de adquirir productos, facilitar las reparaciones y el reciclado y mejorar la transparencia sobre los impactos del ciclo de vida de los productos en el medio ambiente, además de facilitar a las autoridades públicas a realizar mejor las comprobaciones y los controles.

Se destacó, además, que en este contexto en el que los problemas en la cadena de suministro son cada vez más habituales por crisis como las generadas por el covid o la invasión de Ucrania, la necesidad de una economía circular es más fácilmente comprensible.  Se necesita una perspectiva holística, ya que la mera eficiencia energética ya no es suficiente, pero es necesario que la sostenibilidad empiece en la fase de diseño de producto. Se debe establecer un modelo económico de transición, en el que nos alejemos del modelo económico habitual, sin entender cuál será el modelo del futuro. En esta transición, en un primer lugar deberemos descubrir cómo hacer las cosas de manera diferente, aprendiendo de proyectos aislados. Después, pasaremos a una competición mutua en el que habrá prácticas divergentes, pero con un mismo objetivo. Sin embargo, la transformación solo será posible si se establece una colaboración no competitiva para abordar el problema conjuntamente, acompañada de un apoyo institucional. Por último, se dieron ejemplos de buenas prácticas como Refashion, una organización ecológica de la industria textil y del calzado que gestiona la prevención de residuos y la gestión de la vida útil de los productos en nombre de las 5.000 empresas que comercializan sus productos; o Reet Aus, una diseñadora de moda con doctorado y activista medioambiental, pionera en el campo del reciclaje industrial para la moda que ha desarrollado, además de su propia marca de moda, la certificación UPMADE® para transmitir sus conocimientos a las marcas y fábricas, reducir la huella medioambiental de la industria de la moda y demostrar que el cambio es posible.

Enlaces y más información

La economía circular es el futuro de las industrias. La nueva legislación europea que ya se está llevando a cabo, como el mencionado Reglamento sobre diseño ecológico para productos sostenibles, y modificará a medio y largo plazo los estándares de producción sostenible en la Unión Europea.

Volver al listado