Fichas temáticas

Título

Ecosistemas Europeos de Innovación

Descripción

Descargar PDF

Los Ecosistemas Europeos de Innovación (EIE por sus siglas en inglés, European Innovation Ecosystems) constituye una iniciativa incluida dentro del Pilar III (Europea Innovadora) de Horizonte Europa que tiene como objetivo crear ecosistemas de innovación más conectados y eficientes, a fin de apoyar la escalada de empresas de reciente creación, fomentar la innovación y estimular la cooperación entre los agentes de innovación nacionales, regionales y locales.

Categorías

Información general

Se trata de una iniciativa complementaria y sinérgica tanto a las acciones del Consejo Europeo de Innovación (EIC, European Innovation Council) como a las redes establecidas mediante las Comunidades de Conocimiento e Innovación (KIC, Knowledge and Innovation Communities) del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT, European Institute of Innovation & Technology), así como a otros programas de financiación de la Unión Europea (UE) destinados a mejorar el ecosistema global de innovación en Europa.

En este encuentro, se presentó el programa de trabajo 2021-2022 de los EIE y su conexión con otros programas sinérgicos, así como las oportunidades disponibles en los próximos meses.

Para diseñar el marco en el que se encuadran los EIE, los responsables del programa se basaron en el amplio proceso de consulta llevado a cabo hace dos años sobre esta temática, en el que se preguntó a los distintos actores cuáles eran los desafíos más acuciantes que afrontan y las necesidades que sus organizaciones tienen de cara a que las innovaciones lleguen al mercado, celebrando 8 talleres y una conferencia final que contaron con más de 350 participantes (universidades, regiones, agencias de innovación nacionales, inversores, start-ups, entre otros). Los resultados, que se plasmaron en un informe disponible en la web, muestran que existe margen de mejora en cuanto a las conexiones entre actores y la involucración de la ciudadanía; la adquisición de competencias y cultura emprendedora y la atracción del talento; la disponibilidad de capital suficiente para que las nuevas ideas escalen; y el fomento de la compra pública innovadora (CPI).

Más recientemente, se realizó una encuesta cuyos resultados se publicaron el pasado mes de diciembre, mostrando que existe una divergencia de prioridades entre los países que reciben apoyo del Fondo de Cohesión y los que no, así como la importancia de que la innovación esté en relación con las necesidades sociales y los objetivos de las políticas públicas, siempre con la meta de cerrar las brechas entre Estados miembros y regiones en este ámbito y el convencimiento de que es preciso mejorar el marco normativo de las inversiones y reducir la burocracia para las empresas.

El mencionado programa de trabajo bianual de los EIE, que contempla un presupuesto de aproximadamente 130 millones de euros, se sustenta sobre cuatro pilares: en primer lugar, el Foro del EIC, constituido oficialmente en noviembre de 2021 para facilitar la coordinación y el diálogo entre las autoridades o agencias de innovación nacionales, los consejos de administración del EIC y el EIT, y los actores de los EIE; en segundo lugar, el pilar ‘Conectar’, para el diseño de una gran variedad de acciones y programas conjuntos; en tercer lugar, el pilar ‘Escalar’, que aspira a garantizar las alianzas entre el sector empresarial y otros actores del ecosistema de innovación; y, por último, el pilar ‘Pymes innovadoras’, al que se dedica casi la mitad de la asignación total.

Todo ello se completa con el denominado plug-in del EIC, un enfoque muy práctico concebido para facilitar un acceso más ágil al Acelerador del EIC, reduciendo el proceso de certificación hasta un máximo de 12 meses. El plazo de presentación de candidaturas se cerró en octubre de 2021 y, tras un periodo de evaluación, recientemente se comunicaron los resultados por país. Los proyectos elegibles habían de ser programas nacionales o regionales enfocados en las pymes y start-ups. En el caso de España, han obtenido el informe favorable una propuesta nacional y varias regionales, elaboradas por las Comunidades Autónomas de Castilla y León, Cataluña y La Rioja.

En cuanto a las oportunidades concretas disponibles en 2022, destacan varias convocatorias de apertura inminente, como dos a las que se podrá aplicar entre el 14 de junio y el 27 de septiembre para implementar planes de acción cofinanciados para la interconexión de ecosistemas de investigación y estimular la CPI, respectivamente, así como la correspondiente a la iniciativa Women TechEU, aún sin fecha de lanzamiento, que se dirigirá específicamente a apoyar  a 50 mujeres que lideren start-ups en el campo de las deep tech con una ayuda directa de 75.000 euros, un programa de coaching & mentoring y actividades exclusivas de matchmaking & fundraising.

Además, se entregará una serie de premios en diferentes categorías (mujeres en innovación, innovación social, CPI, etc.) con el doble objetivo de impulsar la competitividad en este área y visibilizar ejemplos de buenas prácticas, y se fomentarán especialmente las sinergias entre el EIC y Startup Europe, una iniciativa de la Comisión a través de DG CNECT que pretende poner en contacto start-ups, inversores, aceleradores, redes corporativas, universidades y otros actores.

Dado que todo este marco es absolutamente novedoso, de cara a la elaboración de los siguientes programas de trabajo, además de garantizar un presupuesto anual estable, habrá que evaluar el rendimiento de las piezas clave que hemos descrito para valorar la pertinencia de su continuidad, así como considerar la posibilidad de afinar más el foco para dirigirlo a prioridades, sectores y actores ya identificados, dando por ejemplo un mayor peso a Women TechEU, o bien continuar con el actual enfoque extenso a fin de dar cabida a un mayor número de nuevos agentes.

Por último, teniendo en cuenta la dimensión (inter)regional, será preciso procurar que las sinergias entre los EIE y otros mecanismos de financiación como el nuevo Instrumento de Inversiones Interregionales en Innovación (I3) no den lugar a solapamientos que se traduzcan en una doble financiación de la misma actividad, una cuestión respecto de la cual la Comisión tiene una actitud especialmente vigilante. De todas formas, la próxima resolución de las primeras convocatorias del instrumento I3 permitirá vislumbrar mejor en qué dirección se sustancia dicha iniciativa, que también se encuentra en sus primeros estadios, y así decidir qué camino seguir a partir de ahí.

Volver al listado