Fichas temáticas

Título

Principales oportunidades de financiación para la mejora de competencias y la recualificación a escala de la UE

Descripción

Descargar PDF

Invertir en medidas de mejora de competencias y recualificación es vital para apoyar una recuperación justa y resiliente de los impactos socioeconómicos provocados por la pandemia de la COVID-19, así como para impulsar la doble transición hacia una sociedad más ecológica y digital, garantizando que todos puedan beneficiarse de ella.

Categorías

Acceso a financiación

Información general

Invertir en medidas de mejora de competencias y recualificación es vital para apoyar una recuperación justa y resiliente de los impactos socioeconómicos provocados por la pandemia de la COVID-19, así como para impulsar la doble transición hacia una sociedad más ecológica y digital, garantizando que todos puedan beneficiarse de ella. Además, existe una necesidad urgente de ajustar el conjunto de competencias de la población europea en edad de trabajar. Mientras que muchas personas no pueden encontrar un empleo porque no tienen las habilidades adecuadas o están trabajando en puestos que no se ajustan a sus talentos, el 40% de los empleadores no pueden encontrar personas con las habilidades adecuadas para cubrir sus vacantes. Por todo ello, la mejora de competencias y la recualificación pueden desempeñar un papel fundamental en la promoción del aprendizaje a lo largo de la vida, la resolución de los desajustes y la escasez de cualificaciones, el aumento de la productividad de la mano de obra europea y la lucha contra el desempleo.

La importancia concedida en el plano comunitario a esta cuestión se pone de manifiesto en varias políticas de la UE, como la Agenda Europea de Capacidades o el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales, pero sobre todo en el Pacto por las Capacidades, que es la primera iniciativa emblemática de la mencionada Agenda y una piedra angular del esfuerzo a escala europea para promover la inversión en capacidades. Así, al proporcionar un espacio para que las organizaciones públicas y privadas unan sus fuerzas y adopten medidas concretas, el Pacto representa una oportunidad para cambiar la vida de las personas ayudándolas a alcanzar su potencial personas y profesional, abordar la escasez de capacidades en su ecosistema y contribuir a la productividad de la mano de obra europea. No obstante, para que despliegue su potencial de desempeñar un rol crucial en la consecución de estas metas, se necesita una inversión sustancial en competencias

De esta manera, durante este seminario web se informó sobre las oportunidades de financiación existentes para la mejora de competencias y la recualificación a escala de la UE. En concreto, la Comisión Europea presentó los principales instrumentos a los que pueden acceder los miembros del Pacto para apoyar el desarrollo de habilidades, la resiliencia, la cooperación y los enfoques innovadores en este ámbito. Así mismo, se compartieron ejemplos de medidas ejecutadas por algunos de ellos con el apoyo financiero de la UE, lo que permitió a los participantes debatir sobre los factores de éxito y los retos futuros.

En primer lugar, se abordó en detalle el Fondo Social Europeo Plus (FSE+), que cuenta con un presupuesto total de 99.300 millones de euros para el periodo 2021-2027 (de los cuales 98.500 son bajo gestión compartida) y entre cuyos objetivos específicos se encuentra la mejora de los sistemas educativos y de formación a todos los niveles (incluyendo la modernización de los sistemas de formación profesional), la igualdad de acceso a una educación y formación de calidad e inclusiva para todos y la mejora del acceso al aprendizaje permanente, las transiciones profesionales y la movilidad, poniendo especial énfasis en las competencias digitales y la inversión en la cohesión e innovación sociales, por su papel clave en la ejecución del Pacto por las Capacidades.

Se citaron varios ejemplos de oportunidades concretas que puede financiar el FSE+, entre los que se encuentran acciones para promover la creación de cuentas individuales de aprendizaje (por ejemplo, mediante la puesta en marcha de un registro nacional de oportunidades de formación o un permiso remunerado para la formación), para facilitar la empleabilidad de los trabajadores en el contexto de la doble transición (por ejemplo, proporcionando formación digital a los jóvenes desempleados o enseñando a las plantillas los fundamentos de la agricultura ecológica y el paisajismo), para promover el éxito educativo y reducir el abandono escolar (por ejemplo, apoyando a los cursos de FP a nivel secundario), para garantizar la inclusión de las personas con problemas de salud o alguna discapacidad (por ejemplo, diseñando actividades de apoyo para el empleo a medida, en colaboración con empresas locales) o para fomentar la empleabilidad mediante una experiencia laboral en el extranjero (por ejemplo, a través de la nueva iniciativa ALMA, pensada para jóvenes que ni estudian ni trabajan).

Es importante tener en cuenta que las convocatorias de propuestas y la selección de proyectos dentro del FSE+ corren a cargo de las autoridades regionales y nacionales.

A continuación, se explicó que ERASMUS+ , además de las oportunidades de movilidad (que se extienden también al personal docente y a los estudiantes de FP), incluye dentro de su Acción Clave 2 ‘Alianzas para la cooperación y el intercambio de buenas prácticas’ iniciativas como los Centros de Excelencia Profesional (enfocados a la adquisición de habilidades y competencias de alto nivel con vistas a conseguir un empleo de calidad y oportunidades de carrera profesional, contribuyendo asimismo a una economía innovadora, inclusiva y sostenible) o las Alianzas para la Innovación (dirigidas al desarrollo de actitudes, mentalidades y competencias emprendedoras).

Posteriormente, se hizo referencia al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), dotado con 723.800 millones de euros (338.000 millones en subvenciones y 385.500 millones en préstamos). Este instrumento está vinculado con el fondo NextGenerationEU, por lo que financiará acciones incluidas en los planes elaborados por cada Estado miembro y aprobados por la Comisión, la mayoría de los cuales recogen medidas en materia de educación y competencias, que a menudo se enlazan con las políticas activas de empleo.

Analizando los distintos planes nacionales, se observa que las medidas pueden agruparse en 4 prioridades, siendo complicado ofrecer un presupuesto total porque algunas de ellas encajan en más de una categoría: educación de adultos, incluida la FP continua, así como el reconocimiento y la validación de competencias (alrededor de 165 medidas y aproximadamente 17.000 millones de euros); inversión en capital humano para la digitalización (alrededor de 140 medidas y aproximadamente 26.000 millones de euros, poniéndose de ejemplo el Plan Nacional de Competencias Digitales aprobado por España); enseñanza primaria y secundaria, FP inicial y enseñanza superior (alrededor de 195 medidas y aproximadamente 39.000 millones de euros); apoyo al empleo (alrededor de 80 medidas y aproximadamente 11.000 millones de euros).

La cuarta opción que se presentó fue el Instrumento de Apoyo Técnico, que cuenta con 864 millones de euros de presupuesto para el periodo 2021-2027, aunque en realidad no presta un apoyo financiero directo, sino que proporciona asesoramiento técnico a medida a los Estados miembros para diseñar y ejecutar reformas, ya sea directamente a través de los servicios de la Comisión o de manera indirecta por medio de otras organizaciones internacionales o expertos nacionales tanto del sector público como del privado. En cualquier caso, la DG REFORM se involucra a lo largo de la duración del proyecto y no se requiere co-financiación.

En particular, 2 de los 12 proyectos propuestos para 2022 están relacionados con las áreas que nos ocupan: por un lado, ‘Youth First’ incluye entre sus prioridades la de apoyar una educación inclusiva para todos los niños, incluidos los que tienen alguna discapacidad, son de origen inmigrante o provienen de entornos socioeconómicos desfavorecidos; por otra parte, ‘Apoyo a los ecosistemas industriales’, en su capítulo dedicado a las competencias, engloba medidas como el mapeo de las necesidades formativas de trabajadores y emprendedores o la identificación de barreras que obstaculizan el desarrollo de dichas competencias, entre otras.

Por último, tenemos el Programa Europa Digital, con 7.500 millones de euros y una de cuyas prioridades recibe la rúbrica de ‘Competencias Digitales Avanzadas’ (recibiendo 580 millones).

En lo que respecta al año 2022, ya se ha resuelto una primera convocatoria (centrada en programas educativos especializados en áreas digitales clave, acciones de coordinación y apoyo para el análisis de competencias y acciones preparatorias para un espacio de datos sobre competencias) y una segunda está en fase de revisión (enfocándose en cursos de formación de corta duración y acciones de coordinación y apoyo para la transformación de la educación digital).

En otoño se abrirá una tercera convocatoria, cuyo objetivo será financiar parcialmente (50% de co-financiación) programas interdisciplinares puestos en marcha por consorcios compuestos de tres instituciones educativas, dos empresas y un centro de investigación y/o excelencia, requiriéndose la participación de diferentes Estados miembros. El presupuesto total asciende a 58 millones de euros y cada proyecto recibirá en torno a 10 millones, que se podrán dedicar también a la mejora de las instalaciones técnicas y a la compra de equipos, así como a atraer a los mejores estudiantes y personal docente.

En la Plataforma de Competencias y Empleos Digitales se puede encontrar información actualizada sobre la convocatoria, así como ejemplos inspiradores con la descripción de los programas seleccionados en las anteriores e información adicional para preparar la solicitud.

Tras finalizar este bloque, se pasó a la puesta en común y estudio de dos casos de buenas prácticas:

  • DRIVES (enero de 2018-marzo de 2022) à proyecto coordinado por la Automotive Skills Aliance y co-financiado por ERASMUS+ que ha contado con 24 socios de 11 EEMM. Se ha desarrollado en 3 fases: Inteligencia Sectorial (donde se analizaron tendencias clave del sector automovilístico, se realizó una definición de competencias y roles necesarios, se exploró la oferta formativa existente y se identificaron las potenciales brechas), Reconocimiento (con la creación de un marco común a escala comunitaria que asegure el reconocimiento mutuo en los distintos países) y Oferta Formativa (basada en la impartición de cursos piloto gratuitos a través de una plataforma de aprendizaje en línea, acompañada de asesoramiento a las instituciones educativas para que adapten sus programas).
  • Joint actions of social partners for the development of digital skills (noviembre de 2021-junio de 2023) à proyecto coordinado por la Union for Private Economic Enterprise (Bulgaria) y co-financiado por el Fondo Social Europeo que tiene como objetivo principal determinar los niveles específicos de competencias digitales que necesitan los trabajadores para su realización y adaptación profesional, así como apoyarles en la adquisición de las mismas de acuerdo con la evolución de las tecnologías digitales, actuando para ello en 14 sectores industriales de cara a preparar el mercado laboral para la transición a la industria 4.0 y proporcionar los conocimientos y las habilidades que requerirán los puestos de trabajo de nueva generación. 100 empresas aplicarán nuevos sistemas, prácticas y herramientas para el desarrollo de los recursos humanos y la organización del proceso de trabajo, mientras que 560 trabajadores de diferentes grupos de edad (tanto por cuenta ajena como autónomos) serán evaluados en cuanto a sus competencias digitales actuales y se les impartirá formación informal en competencias digitales específicas. Las actividades se ejecutarán en alianza con el Ministerio de Trabajo y Política Social de Bulgaria y el sindicato Confederación del Trabajo Podkrepa.

Finalmente, a modo de cierre del seminario web, se informó sobre los actos que están planeados para después del parón veraniego, entre los que destacan un evento de networking que se celebrará en septiembre y que está pensado para organizaciones que aún no sean miembros del Pacto por las Capacidades, así como dos actividades de aprendizaje entre iguales bajo los títulos ‘Desarrollar alianzas a nivel regional. Ejemplos de buenas prácticas’ e ‘Iniciativas para reforzar las alianzas en materia de competencias en el marco del Pacto, incluidos los proyectos piloto de cooperación sectorial y los enfoques en tres pasos’, que tendrán lugar en octubre y diciembre, respectivamente.

Enlaces y más información

Correo electrónico de contacto: PactforSkillsEvents@ecorys.com

-Grupo de LinkedIn del Pacto por las Capacidades: https://www.linkedin.com/groups/12664287/

Volver al listado