NAVARRA EN EUROPA
FICHA TEMÁTICA

TÍTULO

Resumen de la Estrategia de la Granja a la Mesa

CATEGORÍAS

Financiación y Ayudas
Informes y Publicaciones
Foros e Iniciativas
Consultas de la C.E.

Automoción y mecatrónica
Cadena alimentaria
EE.RR. y Recursos
Salud

Transformación Digital
Economía Circular
Smart Cities
Key Enabling Technologies
PYMEs y Crecimiento
Acceso a financiación

DESCRIPCIÓN

La Comisión Europea ha publicado hoy la Estrategia de la Granja a la Mesa para un sistema alimentario más justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente. Esta Estrategia, que forma parte del Pacto Verde Europeo y ha sido publicada a la par que la Estrategia de Biodiversidad para 2030, tiene como objetivo facilitar la transición a un sistema alimentario sostenible de la UE que proteja la seguridad alimentaria y garantice el acceso a dietas sanas con origen en un planeta sano.

INFORMACIÓN GENERAL

à Objetivos: En la Estrategia se incluyen los siguientes objetivos para 2030:

  • Reducción del uso y el riesgo de los pesticidas sintéticos en un 50 %
  • Reducción del uso de los pesticidas de mayor riesgo en un 50 %
  • Reducción del uso de fertilizantes en un 20 %, como consecuencia de otro objetivo, también marcado en la Estrategia, de reducir las pérdidas de nutrientes en al menos un 50%, asegurando que no haya pérdida de fertilidad del suelo.
  • Aumento de la superficie agrícola dedicada a la agricultura ecológica hasta alcanzar un 25% (actualmente es del 8%)
  • Reducción de la venta de los antimicrobianos utilizados en la ganadería en un 50 %
  • Todas las zonas rurales tendrán acceso a banda ancha rápida en 2025.

à Acciones: En la Estrategia se recogen acciones en los siguientes temas, en paréntesis la fecha prevista de publicación:

  1. Etiquetado e industria alimentaria

Con objeto de alentar a la industria alimentaria a ofrecer alimentos sanos y sostenibles, la Comisión propondrá el etiquetado obligatorio sobre propiedades nutritivas en la parte frontal de los envases (4º trimestre 2022) y pondrá en marcha iniciativas para estimular la reformulación de los productos, entre otros, estableciendo perfiles nutricionales (4T 2022) para restringir la promoción de alimentos con alto contenido en grasas, azúcares o sal. La Comisión también propondrá iniciativas para estimular la reformulación de los alimentos procesados (4T 2021), incluido el establecimiento de niveles máximos para ciertos nutrientes. Así mismo, considerará la posibilidad de proponer la ampliación a determinados productos de las indicaciones de origen o de procedencia obligatorias (4T 2022).

Además, la Comisión examinará la posibilidad de armonizar las declaraciones ecológicas voluntarias y creará un marco de etiquetado de alimentos sostenibles (2024) que incorpore los aspectos nutricional, climático, medioambiental y social. Con objeto de mejorar la disponibilidad y el precio de los alimentos sostenibles y promover dietas saludables y sostenibles –con productos ecológicos– en las escuelas (2023) y en las instituciones públicas, la Comisión determinará las mejores modalidades para establecer criterios mínimos obligatorios para la adquisición de alimentos sostenibles por la Administración (3T 2023).

Mediante iniciativas tanto reglamentarias como de otros tipos, la estrategia se esforzará por orientar la industria alimentaria hacia prácticas que permitan que la opción saludable y sostenible sea la más sencilla para los consumidores. Se fomentarán los compromisos voluntarios mediante un código de conducta de la UE para prácticas empresariales y de márquetin responsables (2T 2021).

  • Insumos

Con objeto de allanar el terreno para las alternativas y mantener los ingresos de los agricultores, la Comisión adoptará varias medidas, como revisar la Directiva sobre el uso sostenible de los plaguicidas (1T 2022), mejorar las disposiciones relativas a la gestión integrada de plagas y promover un mayor uso de métodos alternativos seguros para proteger las cosechas de plagas y enfermedades. La Comisión también facilitará la introducción en el mercado de plaguicidas que contengan sustancias activas biológicas (4T 2021) y reforzará la evaluación del riesgo de los plaguicidas para el medio ambiente.

Es necesario mejorar los datos actuales sobre el uso de productos fitosanitarios y mejorar la cooperación con los EEMM para tener una mayor transparencia. Para perfeccionar ese enfoque, la Comisión desarrollará nuevos indicadores y propondrá cambios en el Reglamento de 2009 relativo a las estadísticas sobre plaguicidas (2023).

La Comisión desarrollará junto con los EEMM un plan de acción de gestión integrada de nutrientes (fósforo y nitrógeno) para reducir y prevenir la contaminación por el uso excesivo de fertilizantes y para fomentar el reciclado de nutrientes procedentes de distintas formas de residuos orgánicos como fertilizantes. Para limitar aún más la utilización y promover el uso prudente y responsable de antimicrobianos en animales, los nuevos reglamentos sobre medicamentos veterinarios y piensos medicamentosos, que serán aplicables a partir de 2022, establecerán una amplia gama de medidas concretas. Su impacto sobre el terreno reducirá el uso de antimicrobianos en animales de granja, y las ventas se someterán a un seguimiento anual.

  • Agricultura ecológica

Para alcanzar el objetivo de la agricultura ecológica en la UE, es fundamental garantizar el desarrollo económico sostenible del sector y fomentar la demanda. Además de las medidas de la PAC, como los regímenes ecológicos, las inversiones y los servicios de asesoramiento, la Comisión presentará un plan de acción sobre agricultura ecológica. Esto ayudará a los EEMM a estimular tanto la oferta como la demanda de productos ecológicos y garantizará la confianza de los consumidores mediante campañas de promoción y gracias a la contratación pública ecológica.

  • La huella ambiental de la producción ganadera

La Comisión facilitará asimismo la introducción en el mercado de aditivos sostenibles e innovadores para piensos que ayuden a reducir la huella de GEI y la contaminación del agua y del aire asociadas (4T 2021). Para animar a los consumidores a optar por alimentos producidos de forma más sostenible, la Comisión está llevando a cabo una revisión del programa de promoción de la UE para productos agrícolas (4T 2020), con miras a aumentar su contribución a la producción y el consumo sostenibles, y en consonancia con la evolución de las dietas. En relación con la carne, esa revisión debería centrarse en el modo en que la UE puede utilizar dicho programa de promoción para apoyar los métodos de producción ganadera más sostenibles y eficientes en materia de carbono.

Además, el programa Horizonte Europa fomentará la investigación para aumentar la disponibilidad y el abastecimiento de proteínas alternativas, como las proteínas vegetales, microbianas, marinas y basadas en insectos, y los sustitutos de la carne.

Finalmente, la Comisión propondrá legislación para transformar la actual Red de Datos de Contabilidad Agrícola en la Red de Datos de Sostenibilidad Agrícola con el objetivo a que el sector agrícola adopte en mayor medida las prácticas agrícolas sostenibles (2T 2022).

  • Bienestar animal

El bienestar animal mejora la salud de los animales y la calidad de los alimentos, reduce la necesidad de medicación y puede contribuir a preservar la biodiversidad. La Comisión está evaluando las disposiciones vigentes en materia de bienestar animal (4T 2023), como las relativas al transporte y al sacrificio de animales, y revisará la legislación de la Unión. La Comisión estudiará también opciones para el etiquetado del bienestar animal, que facilitará la elección de los consumidores y ofrecerá a los agricultores incentivos para mejorar el bienestar de los animales.

  • Seguridad alimentaria

Un sistema alimentario sostenible debe garantizar un suministro suficiente y variado de alimentos inocuos, nutritivos, asequibles y sostenibles a las personas en todo momento, especialmente en tiempos de crisis. La Comisión evaluará la resiliencia del sistema alimentario y elaborará un plan de contingencia para garantizar el suministro de alimentos y la seguridad alimentaria que se deberá activar en tiempos de crisis (4T 2021). Se renovará la reserva para crisis en el sector agrícola de modo que pueda utilizarse todo su potencial desde el principio en caso de crisis de los mercados de la agricultura. Además de las medidas de evaluación y gestión del riesgo que deben activarse durante las crisis, el plan creará un mecanismo de respuesta a las crisis alimentarias coordinado por la Comisión y que contará con la participación de los EEMM. Abarcará diversos sectores (cuestiones de agricultura, pesca, inocuidad de los alimentos, mano de obra, sanidad y transporte), dependiendo de la naturaleza de la crisis.

  • Posición de los productores primarios en la cadena de suministro

Para apoyar a los productores primarios en la transición, la Comisión prevé aclarar las reglas de competencia parainiciativas colectivas que promueven la sostenibilidad en las cadenas de suministro (3T 2022). También trabajará con colegisladores para mejorar las normas agrícolas que fortalecen la posición de los agricultores (por ej., productores de productos con indicaciones geográficas), sus cooperativas y organizaciones de productores en la cadena de suministro de alimentos (2021-2022)

  • Desperdicio de alimentos

La Comisión propondrá objetivos jurídicamente vinculantes para reducir el desperdicio de alimentos en toda la UE (2023). Estos objetivos se definirán respecto a una base de referencia establecida con arreglo al primer procedimiento de supervisión en toda la UE de los niveles de residuos alimentarios, medidos con arreglo a una metodología común de la UE. También se propondrá una revisión de las normas sobre etiquetaje de consumo preferente y fecha de caducidad (4T 2022)

  • Fraude alimentario:

La UE intensificará la lucha contra el fraude alimentario a fin de lograr unas condiciones de competencia equitativas para los operadores y reforzar las facultades de las autoridades de control y vigilancia (la Oficina Antifraude de la UE) (2021-2022).

  • La Estrategia y la PAC

La PAC seguirá siendo un instrumento clave para apoyar a los agricultores en la transición hacia un sistema alimentario sostenible. Con la nueva PAC los agricultores recibirán apoyo a través de nuevos flujos de financiación y regímenes ecológicos (los eco-esquemas). Estos nuevos «regímenes ecológicos» ofrecerán una fuente de financiación para impulsar las prácticas sostenibles. Los EEMM y la Comisión tendrán que garantizar que los planes estratégicos proporcionan los recursos adecuados y aplican estos regímenes ecológicos. La Comisión apoyará la introducción de un presupuesto mínimo compartimentado para los regímenes ecológicos. Además, trabajará con los colegisladores para garantizar que la aspiración del Pacto Verde se refleje plenamente en la legislación de la nueva PAC.

La Comisión formulará recomendaciones relativas a los nueve objetivos específicos de la PAC para cada uno de los EEMM antes de que presenten oficialmente sus respectivos proyectos de plan estratégico (4T 2020). Prestará especial atención a la consecución de los objetivos del Pacto Verde, así como a los derivados de la estrategia F2F y de la Estrategia sobre Biodiversidad para 2030. Así mismo, pedirá a los EEMM que establezcan valores nacionales explícitos para los objetivos de ambas estrategias, teniendo en cuenta su situación específica y las recomendaciones antes mencionadas.

  • Dimensión internacional:

La Comisión incorporará estas prioridades de la Estrategia en las orientaciones de programación para la cooperación con terceros países en el período 2021-2027. Los acuerdos comerciales bilaterales de la UE también ofrecen un medio para promover las normas medioambientales de la UE en terceros países, además de las normas de seguridad alimentaria. La Comisión forjará alianzas verdes sobre sistemas alimentarios sostenibles para responder a retos específicos en distintas partes del mundo y buscará resultados ambiciosos en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021. Por último, la Comisión propondrá establecer un marco legislativo para los sistemas alimentarios sostenibles (2023), combinado con el etiquetado u otros incentivos, que podría contribuir a reforzar los niveles de sostenibilidad y estaría destinado a ser la norma general para todos los productos introducidos en el mercado de la UE.

à Próximos pasos:

Esta estrategia no es un documento legislativo, aunque ella enmarca un conjunto de iniciativas que se presentarán a lo largo de la presente legislatura europea (vid. anexo con el calendario), algunas de carácter normativo. El Consejo y el Parlamento, también el Comité Europeo de las Regiones, tendrán la oportunidad de fijar sus posiciones al respecto.

 

POR QUÉ TE PUEDE INTERESAR

ENLACES Y MÁS INFORMACIÓN

Volver al listado